the Hope of Survivors the Hope of Survivors

¿ Qué Debo Esperar del Proceso y Relación de Consejería?

Es muy importante en TODAS sus relaciones de consejería mantener límites apropiados, de bondad y cuidado propio. A continuación se encuentran algunos consejos para cerciorarse de que usted se sienta más seguro en el proceso de consejería.

1. Nunca permita que la puerta este con seguro.

2. La puerta nunca debe estar cerrada totalmente. (En escenarios de iglesia, no en escenarios profesionales).

3. Si hay ventanas y puertas, asegúrese de que no esté cubierta o tapadas.

4. En escenarios de consejería en la iglesia, se recomienda que la conserjería provenga de persona que tenga el mismo sexo que usted; mujer a mujer y hombre a hombre. Si es necesario que su pastor provea consejería entonces la esposa del pastor, la secretaria de iglesia, su esposo o un amigo de confianza debe permanecer con usted durante las sesiones.

 

 Un Pastor que Simpatiza

5. Nunca se debe acordar una reunión fuera de la oficina. (especialmente en un parque, un cuarto de un hotel, un restaurante reservado, etc.).

6. El pastor NUNCA debe tocarle —incluso ni por "accidente" —esto incluye abrazos, echar la mano alrededor del hombro, contacto sexual, caricias, besos etc., en el proceso de consejería. Un rápido apretón de manos puede ser apropiado en la primera reunión.

7. NUNCA debe permitir que realice un discurso o insinuación inadecuada.

8. Mantener una relación apropiada entre consejero/aconsejado. El pastor/consejero no está allí par ser su amigo. Él está allí para proporcionar consejo y dirección espiritual.

9. Los asuntos que usted discute NUNCA debe incluir la vida personal o los problemas del pastor.

Hay una excepción que se observará aquí, y es que puede ser apropiado que un pastor/consejero relacione (brevemente) una situación similar utilizando otro nombre (por situaciones de confidencialidad) y como Dios ayudado a esta persona a través del tiempo. El ENTERO propósito de brindar esta información debe ser darle esperanza, no hacer que usted ayude a confortar al pastor/consejero.

10. No debe haber ninguna música, especialmente ruidosa o música secular, durante el proceso de consejería. La música ruidosa se puede prestar para mantener a otras personas fuera de conversaciones que no pudieran oír y no saber qué le está sucediendo. La música secular se puede emplear para despertar y aumentar sus emociones y también para crear una sensación mas profunda en el proceso de consejería con su pastor. La música secular no tiene ninguna parte en un ambiente espiritual tal como una iglesia.

11. Usted no tiene que mantener en secreto sus conversaciones con el pastor. Si su pastor le pide que" mantenga en secreto todo lo que se dice entres los dos " y no consulta con su esposo, amigo, etc., es a su propia discreción. Pero los pastores utilizan a veces este secreto para excluir a otros, evitar responsabilidad y abusar de usted.

Recuerde que su pastor o consejero, debe cumplir con los siguientes principios:

Nunca debe hacer daño o explotar a los que vengan en busca de ayuda.

Nunca debe participar en cualquier clase de mala conducta sexual con la excusa de que desea ayudar . Esto incluye físicamente, verbalmente, espiritual o emocionalmente.

Evitar las relaciones duales. Esto significa que el pastor no debe ser su amigo y consejero. Usted no debe tener actividades adicionales de la que realiza con su consejero, pastor, etc.

Siempre hay reglamentos y código de ética, o políticas de iglesia o leyes de estado. Divulga lo que ha acontecido a los ancianos de su iglesia o la autoridad de la iglesia. Si no toman acción inmediata, debe reportar a las autoridades locales. De todos modos Usted tiene el derecho de elegir hacer esto. No permitir que continúe siendo un secreto. Usted no sabe cuántas otras mujeres pudieron haber sido víctimas de este mismo pastor (la mayoría son delincuentes). Si otra persona hubiera expuesto este abuso, muy posiblemente USTED no habría sido una víctima. ¡Esto es extremadamente importante!

Leer por favor un extracto del Código de Ética de Consejería Cristiana de AACC .

 

Sean hombres de Dios, estén del lado ganador. El conocimiento está al alcance de todos los que lo desean. Dios quiere que la mente llegue a ser fuerte, que el pensamiento sea más profundo, más pleno y más claro. Caminen con Dios como lo hizo Enoc; hagan de Dios su consejero y no podrán sino mejorar...

Hay muchos hombres que pretenden guardar los mandamientos de Dios, que visitarán al rebaño de Dios bajo su cargo y conducirán las almas incautas en una corriente de pensamiento que resultará en vergonzosas libertades y familiaridad...

El [el ministro] comenzará, cuando visita a las familias, a preguntar secretos de su vida casada. ¿Son felices con sus esposos? ¿Sienten que se las aprecia? ¿Hay armonía en su vida matrimonial? De esta manera la mujer, sin sospechar, es conducida, por medio de esas preguntas engañosas, a abrir su vida privada, sus chascos, sus pequeñas pruebas y quejas, a un extraño como lo hacen los católicos con sus sacerdotes.

Luego este pastor que simpatiza agrega un capítulo de su propia experiencia; que su esposa no es la mujer de su elección; que no hay afinidad real entre ellos. El no ama a su mujer. Ella no satisface sus expectativas. Así, se quiebra la barrera, y las mujeres son seducidas. Ellas creen que su vida es un gran desengaño, y que este pastor tiene una gran simpatía por su rebaño. Se estimula el sentimentalismo enfermizo, y se daña la pureza de la mente y el alma, si esta clase de trabajo no termina en el quebrantamiento del séptimo mandamiento.

Los pensamientos contaminados que se albergan llegan a ser un hábito, y el alma es manchada y herida. Haga un acto malo y se produce una mancha que nadie puede quitar sino la sangre de Cristo; y sino se aparta del hábito con firme resolución, el alma se corrompe y las corrientes que fluyen de esta fuente contaminada corromperá a otros. Su influencia es una maldición. Dios ciertamente destruirá a todos los que continúan con esta obra.,. .

Debemos ser elevados, ennoblecidos y santificados. Podemos obtener fortaleza para vencer en Jesús; pero cuando al carácter le falta pureza, cuando el pecado ha llegado a ser una parte del carácter, tiene un poder hechizador que es igual al embriagador vaso de licor. El poder del dominio propio y de la razón es superado por las prácticas que manchan el ser entero; y si estas prácticas pecaminosas se continúan, el cerebro se debilita, se enferma y pierde su equilibrio.

— Mente, Carácter y Personalidad, Vol. 1 , pagina 226-227